Mirando lo invisible

Lo que publicamos sobre maltrato es para enfrentar al sistema político, mediático, social y judicial, de todas sus carencias e incongruencias. A la par, hacer ver a la mujer que lo padece que no está loca ni es ella la que tiene el problema.

Mostramos ciertas actitudes, rasgos, acciones, hechos, estrategias, dinámicas, tácticas, que utilizan y/o tienen ciertos varones para controlar, someter, dominar,…, a la pareja. Lo hacen por creer estar en su derecho y pueden.

Pero, y lo más importante, estos textos NO son para invitar a la mujer que lo sufre a enfrentarse, denunciar,…, poner límites a la pareja. Aquí encontrara que es escuchada. Ella es convertida en víctimas y tiene suficiente con intentar no agobiarse más de la cuenta (ha de lidiar con demasiado). Cada una tiene unas circunstancias que otra persona (incluida otra víctima) puede llegar a no ententer jamás. Por eso se las tiene que apoyar y arropar sin juzgar ni decirles qué han de hacer ni darles consejos “gratuitos”. Si esto no se entiende, apartaros, callaros y buscar otra cosa para entreteneros. Si queréis ayudar interpelar al maltratador (a ver cómo lo hacéis sin poner el peso en la víctima y sin ponerla en una situación más complicada y de mayor riesgo.)
Otra acción para apoyar: dar visibilidad y poner toda la importancia en focalizar la atención en quien ejerce el daño y cómo logra hacerlo.

Las supuestas “señales” de todo maltratador no se ven ni se hacen evidentes. Es machismo muy nocivo que daña la psique de la mujer que lo sufre y sucede de forma imperceptible, también para el entorno.

(No siempre) Un golpe es una señal visible, pero no es apreciable hasta quellega el impacto a una parte del cuerpo,con fuerza suficiente. Aún así, se puede tener la indefensión aprendida con lo que ese hecho se justificará y la que recibe el golpe llega a creer que se lo merece.(Y si la mujer se defiende se llega a interpretar como disputa entre iguales)

La educación social logra evitar que el victimario sienta culpa y no se vea responsable de sus actos ni los perciba como perjudiciales. Y la publicidad se diseña para poner el peso de dicho hecho en la víctima y sea ella la que ponga solución.


¿En cuántos y qué delitos se le dice a la víctima que impida serlo?

Si no se comprende que este es un problema social, sistemático, endémico, en el que ha de haber una implicación de las partes más influyentes, desde un conocimiento también de causa y con análisis profundo, a nivel general no se entenderá qué cambios han de plantearse para poner solución. Lejos de arreglarlo y a la vista de cifras oficiales es un mal que va en aumento, está enquistado y hasta parece que no se quiera solucionar. ¿La mujer es un daño colateral asumible?

Publicado por observatoriodelmaltratador

Somos las supervivientes, las renacidas, las aves Fénix que resurgimos de nuestras cenizas. Somos invencibles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: